La Genealogía: el increíble descubrimiento de tu historia.
Empezar puede ser lo más difícil, pero un buen inicio puede ser formulándose las  
preguntas: ¿de dónde es tu apellido? ¿qué significa? E intentar indagar las mejores  
respuestas. Todo será menos complicado si se cuenta con algunas de las  
herramientas básicas y más completas para iniciar esta tarea: familiares con  
recuerdos de anécdotas que sus padres y abuelos les brindaron; y, por supuesto, una  
computadora conectada a internet.

La primera etapa, que puede ser muy enriquecedora para los niños, es la de  
entrevistar a los familiares para comenzar a armar la historia familiar. Basta con una  
libreta, un lápiz y, si así se desea, una cámara fotográfica (para tomar la foto del  
familiar entrevistado, la cual podría colocarse en el árbol genealógico a realizar como  
complemento de la investigación). Las preguntas básicas pueden iniciar desde ¿Cómo  
sabes que inició nuestra familia? ¿Quiénes fueron nuestros ancestros? ¿Cómo y  
cuándo llegaron a nuestra ciudad/país? ¿Qué los motivó a hacerlo y por qué se  
establecieron en este lugar? ¿De qué trabajaron, qué hicieron para sobrevivir? Y, algo  
que puede marcar un momento importante, especialmente para un niño: ¿alguno de  
nuestros ancestros intervino en algún evento histórico? ¿conoció o estuvo al lado de  
algún personaje de la historia de nuestro país? Y, pueden realizarse algunas otras  
preguntas que consideren necesario para armar la historia de cómo se conformó la  
familia actual.
Aunque laPues, bien; una vez aclarado esto, es cuestión de escribir en el motor de búsqueda favorito: “origen del apellido…” o “historia del  
apellido…” y, como resultado, se pueden llegar a encontrar datos muy interesantes, como una narración histórica o una leyenda que da una  
explicación a la formación del apellido y su significado. Muy probablemente, dicha historia, puede presentar, también, el escudo de armas  
familiar.

Con todos los datos obtenidos, y una vez ordenados cronológicamente, se puede escribir toda la odisea que dio origen a la formación de la  
familia, desde un probable origen del apellido, quizá su significado, hasta la maravillosa historia de la travesía realizada por aquellos osados  
ancestros que vinieron desde tierras lejanas para asentarse y echar raíces en donde ahora sigue creciendo el árbol genealógico.

Y, por supuesto, para coronar este trabajo histórico-familiar, se puede diseñar, precisamente, el árbol genealógico que puede, o no, contener  
las imágenes fotográficas que se fueron tomando y recopilando a lo largo de la investigación. No es necesario seguir una forma particular para  
realizar un árbol genealógico, pero si se desean ideas, hay cientos de lugares en internet que muestran ejemplos y hasta brindan herramientas  
para poder diseñarlos sin mayores complicaciones.

Este trabajo puede realizarse como un pasatiempo que unirá a toda la familia y ayudará a los miembros más jóvenes a interesarse en sus raíces,  
conociendo de este modo más de la familia a la que pertenecen.
México crecerá en 2016; Trump es un riesgo: Banco  
Base.  Analistas resaltan que el país se verá impulsado por una  
mayor inversión y recuperación del consumo. Ver mas...

Finanzas
Hojas de México
Hojas de México
TÚ PERIODICO EN LINEA
Finanzas
Copyright © 2015  by  "A. Couttolenc"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: Acouttolenc@hojasdemexico.org